Hace un año, un grupo de organizaciones civiles y ciudadanos se plantaron en el Congreso del Estado de Morelos para apoyar la iniciativa de ley de prohibición de plásticos de un solo uso. La propuesta fue presentada por la comisión de Ecología y Medio Ambiente del Congreso y fue elaborada por diversos organismos sociales como ¿Plásticos?…no gracias, Guardianes de los Árboles, Plástico Cero; además apoyada por organizaciones internacionales como Greenpeace.

Imagen de ¿Plásticos?…no gracias

Morelos se unía en ese momento a 16 entidades federativas: Baja California, Ciudad de México, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas, donde ya restringían el uso de bolsas de plástico de un solo uso.

Este cambio legal, respondía a una iniciativa internacional para cambiar a modelos de producción y consumo más responsables con el ambiente. Desde el 2002, en Irlanda, Argentina, Australia y con el pasar de los años, Inglaterra, China, España, Francia, Alemania y Senegal, adoptaron políticas públicas y financieras para la restricción o la prohibición total de este derivado del polímero.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha publicado en diversos documentos, sobre el impacto ambiental que los plásticos de un solo uso tienen en nuestro planeta. Afirma que cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en el mundo y al año se usan 500.000 millones de bolsas. Casi una tercera parte de todos los envases de plástico terminan mal dispuestos en los sistemas de alcantarillado o son incinerados. Ocho millones de toneladas de este tipo de residuos acaban en los océanos cada año, Esta forma de producción y consumo, amenazan la vida marina, terrestre y otros ecosistemas, además de que mantiene un modelo económico dependiente de los combustibles fósiles, lo cual en nuestros tiempos, ya es insostenible.

La cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente había logrado el año pasado, un acuerdo global para reducir el consumo de plásticos de un solo uso. Por lo que el 2020, se esperaba que más países comenzaran a gestionar estas políticas en sus territorios.

Y llegó un virus…

Sin embargo, por contingencia sanitaria, actualmente y por el principio de derecho a la salud y bienestar humano en contexto de pandemia, estas acciones tuvieron que quedar en pausa en todo nuestro planeta.

El consumo y producción de derivados de polímeros se ha incrementado hasta un 15% en la Unión Europea, según afirma la organización Ecoembes en España. En México, los residuos generados por el uso de insumos de protección contra el Covid-19, se estima que puede ser hasta 2.2 kilogramos por persona al día. Gran parte de estos residuos resultan ser plásticos de un solo uso como caretas, cubre bocas, guantes y otros plásticos, según afirma Sergio Israel Mendoza, Director General de Fomento Ambiental, Urbano y Turístico de la Secretaria de Medio Ambiente y de Recursos Naturales (SEMARNAT).

Imagen Asia Sur

En una entrevista al medio la Silla Rota, Sergio Israel Mendoza de la SEMARNAT, dijo que ante la contingencia habrá que diferenciar los residuos sólidos urbanos de los biológico infecciosos. Los cubre bocas y guantes que se utilizan en casa son residuos sólidos urbanos. Pero si hay algún síntoma o caso de coronavirus, se deben tratar como residuos covid (biológico infecciosos). Y por ende, se deberá disponerlos de forma diferenciada y separada a los demás residuos generados en casa.

A pesar de las políticas establecidas para el manejo de residuos en contexto de pandemia, innumerables fotografías y videos en redes sociales nos han demostrado que estos residuos mal dispuestos por los humanos, como los cubre bocas, caretas y plásticos, siguen contaminando suelos, cuerpos de agua y afectando la vida de otros seres vivos.

A tres meses de resguardo por el virus SARS COV 2 (COVID-19), es importante que reflexionemos como ciudadanos, pero sobre todo como personas, sobre la manera en cómo nos estamos adaptando de manera sostenible.

¿Qué acciones puedo realizar para cuidar de mí y de los demás?

¿Puedo evitar dejar de generar este tipo de residuos plásticos, desde el cuidado y el amor a los otros?

 ¿Realmente esos residuos que se generan en casa, resuelven una necesidad o más bien, una supuesta comodidad?

El derecho a la salud humana debe de incluir una visión ética y responsable de los modos de producción y consumo de bienes para mantener la salud humana, pero también, deben incluir el resguardo y el cuidado de la comunidad de Vida en nuestro planeta.

Ante la crisis ambiental, científicos, ecologistas y filósofos han planteado escenarios adversos desde sus disciplinas, como el de la pandemia actual. Algunas de sus teorías e investigaciones, afirman que esos escenarios son el resultado del desequilibrio ecosistémico que ha ocasionado la humanidad, por la forma insostenible de relacionarse con su entorno. Los modelos económicos extraccionistas y la producción lineal, en los últimos dos siglos han devastado una gran parte de las especies y bienes que coexisten en el planeta.

Leonardo Boff en una charla del 2016 afirma: “…si no cambiamos, podemos conocer el destino de los dinosaurios…la Tierra es viva y reacciona a nuestro comportamiento”.

“Como nunca antes en la historia el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo…que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la Vida…”

Fragmento de Carta de la Tierra

Uno más uno…muchos

Sin duda hay mucho por hacer, Y ante la situación adversa que ha vulnerado a gran parte de la población humana, se podría tomar como una oportunidad para unir fuerzas y buscar el bien común. En materia de residuos, se puede comenzar desde casa, siendo más conscientes en la forma en como llevamos nuestra vida diaria y el consumo de bienes. Disminuir el consumo de plásticos es una buena acción para empezar.

En enero del 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación Tierra y Libertad de Morelos, la modificación a las leyes estatales de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente, y la de Residuos Sólidos Urbanos la restricción y prohibición de plásticos de un solo uso . Pero para su aplicación, aún falta la publicación de sus respectivos reglamentos para que entren en vigor, y si bien va, podrían estar implementándose completamente en el 2021. Sí. Falta mucho por hacer: reuniones, gestiones con autoridades, empresas y ciudadanos desde el diálogo y lo público. Construyendo en conjunto desde el principio del bien común. Y ante la responsabilidad de crear sociedades más sostenibles, justas y pacíficas.

No solo es una reforma legal. Sino es un llamado a la acción para transformar nuestras relaciones de convivencia y coexistir armónicamente en nuestra Casa común.

Infórmate y participa. Seguimos trabajando.

¿Quieres saber más?

ONU: Compromiso mundial para reducir los plásticos de un solo uso https://news.un.org/es/story/2019/03/1452961

SEMARNAT: Cada mexicano genra 2 kilogramos de basura covid al dia https://lasillarota.com/nacion/cada-mexicano-genera-2-kilos-de-basura-covid-al-dia-semarnat-covid-19-residuos-covid-basura-covid/400056

Leonardo Boff: Una nueva humanidad para una nueva Tierra https://www.youtube.com/watch?v=O6VgrlSGyZc

¡Únete! puedes contactar a

https://www.facebook.com/plastico.nograciasmx