Almacenar fotos, documentos y archivos importantes en la nube tiene muchos beneficios, pero ¿te has preguntado lo que implica tener esta información disponible en cualquier momento y cualquier lugar?

Si bien la nube es esencial para ciertos propósitos, muchas veces se utiliza de manera incorrecta, lo que implica un mayor gasto para las personas y un impacto ambiental negativo derivado del consumo energético de los Data-Centers alrededor del mundo.

¿Y quién no ha escuchado a sus abuelos, tías, padres y madres decir que ya no tienen espacio en la nube para sus fotos? Muchos sabemos de personas que pagan por almacenar este tipo de información innecesaria en la nube (cientos de imágenes que reciben por cadenas de WhatsApp), y aunque representa una salida para sus bolsillos, lo justifican diciendo que es muy barato.

Pues bien, aquí compararemos el impacto ambiental de almacenar información en la nube con el de almacenarla en un disco duro. Vamos a los datos:

Un estudio de la Universidad de Carnegie Mellon concluyó que el costo energético de almacenamiento y transferencia de información es de 7 kWh por gigabyte. Otra estimación en una conferencia del American Council for an Energy-Efficient Economy llegó a la siguiente cifra: 3.1 kWh por gigabyte. (Un gigabyte es apenas suficiente para almacenar un centenar de fotos de alta resolución o una hora de video.)

Comparado con un disco duro convencional, el cual requiere de aproximadamente 0.000005 kWh por gigabyte para almacenar tu información, es una gran diferencia de energía. Esto quiere decir que almacenar 100 gigabytes de información en la nube durante un año resultaría en una huella de carbono de cerca de 0.2 toneladas de CO2, basado en los datos de la red eléctrica de EE.UU (2017).

Stanford Magazine

Si bien es útil y conveniente almacenar información en la nube, puedes comenzar a buscar proveedores de servicios que utilicen energías renovables, o simplemente preguntarte si en realidad es necesario hacerlo.

Ahora que eres consciente sobre el impacto de tu información en la nube, ¿por qué no hacer una depuración y eliminar todo el contenido que no estás usando o migrar algo de información a tu disco duro? Si ya lo hiciste, también puedes ayudar a tus familiares y amigos, pues quizá simplemente no sepan cómo hacerlo.